BIOGRAFIA

 
 
     
 
 
 

Nació en la ciudad de La Plata en 1941.
Su adhesión a la abstracción geométrica surge en 1960 en su ciudad natal, formando un grupo con jóvenes influenciados en aquél entonces por las innovadoras clases de visión que dictara el profesor Héctor Cartier en la Escuela Superior de Bellas Artes (hoy Facultad) de dicha ciudad.
El enrolamiento en esta tendencia plástica sienta las bases conceptuales para formar parte como docente de la carrera de comunicación visual, que creara y condujera el profesor Roberto Rollie en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata.

Posteriormente dictará cursos y seminarios sobre temas de visión, comunicación visual y técnicas de expresión en distintas instituciones privadas y oficiales, entre las que se destacan la Escuela Superior Ernesto de la Cárcova de Buenos Aires y la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata.
Es en el año 1973 que define su propuesta plástica, que denominará pinturas bi-espaciales, realizando numerosas exposiciones individuales y colectivas en el país y en el exterior.
Poseen obras los principales museos del país, entre los que se encuentran: Museo Nacional de Bellas Artes, Museo de Arte Moderno, Museo Sívori, Museo de Arte Latinoamericano Contemporáneo (MACLA) y diversas instituciones y colecciones privadas en el país y el exterior.

Instituciones que poseen obras

Museo Nacional de Bellas Artes; Museo de Arte Moderno; Museo de Arte Contemporáneo, Buenos Aires; Museo provincial de Bellas Artes, La Plata; Museo Artes Visuales de Luján.Museo Sívori Buenos Aires.
Museo Latinoamericano de Arte Contemporaneo- (MACLA)La Plata
Banco Holandés Unido- Buenos Aires.- Chase Manhattan Bank, N.A.- Buenos Aires.
Banco Crédito Provincial – La Plata – y diversas colecciones privadas de Argentina y el exterior

EL DILEMA REAL/ILUSORIO - Raúl Mazzoni, obras 1961-2015

Cristina Rossi
La ficción no consiste en hacer ver lo
invisible, sino en hacer ver cuán invisible
es la invisibilidad de lo visible.
Michel Foucault

Situada en la frontera que separa lo real de lo ilusorio, la obra de Raúl Mazzoni se juega en ese límite sutil en el que se confunde lo visible y lo invisible. Si para hablar sobre las imágenes en general, nuestro lenguaje verbal resulta insuficiente; analizar una pintura que ha elegido ubicarse en la disyuntiva entre la realidad y la ilusión, exigirá remover ciertas convenciones y profundizar el desafío. De hecho, a lo largo de la historia del arte, los términos presentación/re-presentación han abierto innumerables discusiones, mientras que el par real/ilusorio –pensado como la oposición entre la existencia fáctica y la apariencia– podría
rastrearse hasta la alegoría platónica de la caverna.

En consecuencia, para analizar una pintura en la que se unen los artilugios del trompe-l-oeil y algunos fragmentos de la realidad misma,
será preciso observar el anclaje histórico de las operaciones que está realizando el artista y, al mismo tiempo, indagar los problemas plásticos
que lo inquietaron. En este sentido, me interesa tomar como punto de partida sus propias palabras. Frente a la pregunta acerca de qué buscaba
con su pintura bi-espacial, Mazzoni ha respondido: “… logro integrar en un equívoco visual, lo real y lo ilusorio”.

MÁS INFORMACIÓN